El pádel es uno de los deportes que más sube en practicantes cada año y cuyo número de licencias asciende de forma exponencial en todo el mundo. Prueba de ello es que el circuito World Padel Tour no para de extenderse con torneos y exhibiciones en cada rincón del planeta. No es casualidad. Los beneficios del pádel son muchos. ¿Sabes cuáles son?

1 Hábitos de calentamiento de prevención

Empezar con un buen calentamiento es fundamental como medida de prevención de lesiones. Se recomiendan alrededor de siete minutos de ejercicios previos de intensidad progresiva para preparar nuestro cuerpo para la práctica deportiva.

2 Mejora los reflejos y la concentración

Es una actividad física con la que reforzarás tus reflejos y mejorarás tu concentración por la propia idiosincrasia del juego. Esto se verá reflejado también en los distintos aspectos de tu vida.

3 Ayuda a estar en forma

Con el pádel se pueden quemar hasta 400 calorías en una hora. Además, si combinas la práctica del pádel con una dieta sana conseguirás perder peso y encontrarte mejor física y mentalmente, pues estar en forma acelera la agilidad mental.

4 Previene la ansiedad y disminuye el estrés

La práctica de cualquier deporte de forma regular y con cierta intensidad te ayudará a liberar endorfinas, sustancias que aumentan el estado de bienestar y disminuyen la sensación de dolor emocional. El pádel es uno de esos deportes que te permitirá  prevenir procesos de ansiedad y a eliminar el estrés, ya que tu mente se evade de cualquier preocupación que arrastras.

5 Refuerza las relaciones sociales

Al ser un deporte en pareja, el pádel refuerza las relaciones sociales. Antes, durante y después de los partidos, podrás estrechar lazos con compañeros de trabajo, de clase, etc., así como conocer gente nueva y hacer nuevos amigos, por la complicidad que se requiere con el compañero.

6 Mecanismo de superación personal

El pádel es un deporte de concentración que además permite adquirir una disciplina que te ayudará en otros aspectos de tu vida como el trabajo. A través de situaciones como la derrota, se activa la capacidad de mejora y te plantea situaciones de superación personal.

7 Beneficioso para personas de edad

Al tratarse de una actividad aeróbica, el pádel te ayuda a mantener tu corazón joven y se muestra eficaz para prevenir el envejecimiento por la preparación física que requiere la práctica del pádel.

8 Mejora la calidad del descanso

Es un deporte que desgasta de forma superlativa y, por ello, invita al cuerpo a segregar una serie de mecanismos, todos ellos de carácter excitativo. Sin embargo, tras dejar el espacio necesario -al menos dos horas- para que el cuerpo vuelva a un estado de calma, descansarás mejor por la noche ya que, como afirman los expertos, el deporte mejora la calidad de nuestro sueño.

9 Tonifica la musculatura

El pádel es un deporte muy completo y pocos músculos se libran de participar en su práctica. Sobre todo, piernas y glúteos se verán más fuertes y tonificados si juegas al pádel de forma regular, sin olvidar los brazos, la espalda y la cintura.

10 Mejora la capacidad de atención en los estudiantes

Los deportes que requieren toma de decisiones elevan la capacidad de atención por lo que, si te encuentras en la etapa de estudiante, combinar el estudio con la práctica del pádel, estimulará tus niveles de atención y te ayudará a concentrarte.