El pádel ha crecido de manera exponencial y desmesurada en los últimos tiempos. Ya en España es la segunda disciplina deportiva más practicada. Por eso, su juego tanto a nivel profesional como amateur implica una buena experiencia lúdica y un buen estado físico.

Desde Padel Trotters hemos elaborado unos consejos de la mano de los mejores expertos para que mejores tus movimientos en la pista y el rendimiento con la pala.

Lo primero que hay que saber es que el pádel implica una alta resistencia cardiovascular, concentración y coordinación a la hora de golpear la pelota y un buen desarrollo de los reflejos.

El golpe plano es uno de los movimientos más básicos. Consiste en colocar la pala de manera perpendicular al suelo e impactar desde la parte de atrás la pelota. Hay que tener en cuenta, que una buena distribución del cuerpo y las piernas, así como mantener una posición firme, hará que estos golpes sean más efectivos.

En relación a cómo y dónde ubicarte en la pista, lo más importante es coordinarte con tu pareja. Lo ideal es que ambos ocupen la mayor parte del espacio, y sobre todo, regresar al punto de origen después de haber devuelto la pelota.

Algunos trucos dentro de la pista son:

  1. Mantener el cuerpo en alerta en todo momento.
  2. Adelantarse a la jugada, preparar el golpe y hacerlo efectivo, es decir tener el brazo preparado antes de que nos llegue la pelota.
  3. Hidrátate de forma constante.
  4. Buena relación con tu compañero para poder coordinar estrategias.